Experiencia de Beatriz

Experiencia_Bea

Las tres semanas que pasé en Kiburanga han sido algo más que una experiencia distinta a cualquier otra que haya vivido. Es algo de lo que sé que, por mucho tiempo que pase, podré olvidar detalles, pero no olvidaré lo que allí vi, sentí y sobre todo la gente a la que conocí y con la que compartí mil y un momentos buenos.

Tanto los voluntarios locales como la comunidad de Kiburanga nos acogieron desde el primer momento como si nos conocieran desde siempre y, a medida que pasaban los días, cada vez tenía más la sensación de formar parte de una gran familia en la que todos cuidan de todos y cada uno ayuda al resto en la medida que puede. Continua leyendo